Muy señor mío: Perdóneme en primer lugar que no le llame ni monseñor ni eminencia. Pero es que yo, como que no me sale, me da un resquemor….es que soy un descreido total, ni siquiera creo que exista su SuperJefe, ni siquiera como una fuerza cosmológica (menos como un tres en uno) por lo que, si me lo permite, le voy a considerar a usted como al frutero de la esquina o al bedel de la facultad, un conciudadano más, eso si, con todo el respeto del mundo. Permítame decirle que últimamente, de tanto oir la COPE, andan ustedes un pelín sublevadillos. Vamos, revoltosillos que me están saliendo. Yo comprendo lo duro que ha tenido que ser para ustedes adaptarse a los nuevos tiempos. Antiguamente, antes del invento diabólico de la democracia, Dios les dictaba a ustedes las ordenes, Dios nombraba a los monarcas …y entre ellos a base de cachiporrazos y ustedes a base de ingenio verbal..organizaban el mundo de una forma coherente y sin fisuras. ¡Que feliz era la gente entonces con esas dietas hipocalóricas, con esas vidas cortas que evitaban la depresión, con esa numerosa descendencia que permitía la selección natural de los más fuertes, con esos milagros que paliaban la falta de medicina!
Pero llegó la revolución francesa, la guilotina, la ilustración, la racionalidad, la ciencia….esas cosas nefastas que tanto daño han hecho al mundo. Y, permítanme el pecadillo venial: ¡todo se fué al carajo!.
Desde esos nefastos acontecimientos la gente acordó que el poder no emanaba de Dios, sino del pueblo: ¡que ordinariez!. Y claro, como resulta que ustedes eran unos «delegados del gobierno» de Dios, al caer la soberanía del SuperJefe, ustedes fueron perdiendo la capacidad de mangonear las cosas y las vidas de las personas.
Menos mal que existen paises como el nuestro o Irlanda o Polonia en donde semejantes ideas…tardan en cuajar. ¡Menos mal que hubo gente como Franco -caudillo de España por la gracia de Dios, frase acuñada en las monedas de entonces- ese señor bajito de la foto al que ustedes sacaban bajo palio de iglesias y catedrales. De nuevo tuvieron ustedes la posibilidad de iluminar nuestras conciencias para hacer un mundo mejor. ¡Y bien que se pusieron manos a la obra!. Impidiendo, por ejemplo, que el obrero o el campesino se estresase trabajando los domingos: ¡Asi que multa al desalmado que lo intentase, aunque fuera en la época de la hambruna de la postguerra!. Otrosi: señalando a aquellos que irían a juicios sumarisimos (por resumidisimos, sin mariconadas) que acababan en el paredón de fusilamiento o en la carcel. ¡Como ayudaron ustedes a limpiar a este pais de indeseables comunistas y rojos de mierda!
Por eso, señores obispos, me parece muy bien que estén ustedes muy cabreados en los momentos actuales y vayan cada finde de mani con Pitita Ridruejo y asimiladas. ¡Tienen ustedes todo el derecho del mundo, faltaría más, a manifestarse!
Pero por favor, no me toque las gónadas su eminencia (¡se me escapó!) : no me venga con preocupaciones espúreas por el estado de la democracia en este pais. Sea coherente: a ustedes la democracia les importa un huevo. O mejor dicho, les importa mucho, les duele, porque esa idea y su desarrollo político fue la que les desplazó del poder.
Poder absoluto, verdades absolutas, nada de relativismos, como le gusta a su Jefe de Roma. Pero, mientras ese mundo que usted añora no exista, mientras haya libertad de expresión, permítame decirle con el mismo respeto que al frutero o al fontanero:
– A un tricasado como yo le parece muy mal que se discrimine a unos señores por el hecho de ser gays o lesbianas no admitiendolos en la institución matrimonial.
-Es feísimo que se quiera meter en chirona a una señora por abortar, es decir, por «matar» a un ser que , para algunos, no es todavía un ser humano (ya se..ya se…su histórica preocupación por las eutanasias y los genocidios desde Pio XII y sus campañas anti nazis de la segunda guerra mundial…)
– Está fatal que se critique el uso del preservativo y como consecuencia de ello el personal -que es bastante descerebrado a ciertas edades y con ciertos niveles de hormonas- contraiga expurgaciones como el SIDA.
– Son ustedes muy, pero que muy malos, cuando impiden el control de la natalidad en el tercer mundo, favoreciendo la superpoblación y la hambruna.
– ¿Porque se empeñan en evitar que las parejas que no se quieren, que se odian, se puedan separar?. Son ustedes pelín sádicos…

Y muchas cosas más. Osea, mi señor obispo, habemos ciudadanos, que no súbditos, que pensamos que sus valores son muy muy nefastos, hacen daño a la juventud, corroen la esencia de la civilización democrática, atacan los cimientos de la convivencia…¿me sigue?. Se lo diré más claro señor obispo, es que algunos pensamos…que sus ideas son intrinsecamente perversas, basadas en supercherías no demostrables, osea..que son ustedes los malos!. Pero no se me preocupe usted señor obispo, ahora no fusilamos a nadie, no encarcelamos a nadie, no perseguimos a nadie por sus ideas. Por horrorosas e impresentables que nos parezcan. Eso era…en los viejos tiempos de la cruzada y, todo sea dicho, durante la guerra civil en donde muchos de ustedes fueron injustamente masacrados por la plebe (aparte de nombrarlos martires de 500 en 500….¿se han preguntado ustedes si tienen algo de culpa en qué los desgraciados les apreciaran tan poco y los ricachones tanto? )
Como dijo Bertrand Russell: «lo malo de la religión no es que esté equivocada, lo malo es que es dañina».
Suyo afectísimo, con el máximo respeto y consideración…

Carta a cualquier obispo del PP (¿los hay sociatas, de IU?)
Etiquetado en:                        

11 pensamientos en “Carta a cualquier obispo del PP (¿los hay sociatas, de IU?)

  • 18/01/2008 a las 13:41
    Enlace permanente

    llámeme…lo que quiera (:P), pero no me gusta la democracia. Lo que opine la mayoría pocas veces en lo más acertado. Creo la elección de un presidente que pueda hacer un cani de 19 años no tiene el mismo peso que el voto de un catedrático de Ciencias Políticas de 60 años. Creo, de hecho, que se debería establecer algún tipo de prueba o examen de «acceso al voto», al menos para garantizar que el votante SABE lo que está votando, conoce las propuestas, las ideologías de los candidatos, etc.

    Abogo por la Tecnocracia, por el poder bien administrado de los que más saben…en definitiva, lo que hacían los griegos, que eran muy guays.

    18 Enero 2008 | 01:41 PM

    Responder
  • 18/01/2008 a las 20:55
    Enlace permanente

    Sí, lo que pasa es que un cani de 19 años que fuese a votar (que ya es algo) debe de tener unos interereses a buen seguro muy distintos a los de un catedrático de Ciencias Políticas de 60 años. Y que predominen los intereses de las clases medias…¿no sería justo, no? Aunque claro, si nos ponemos radicales, que voten solo los que sepan ciencias políticas, porque lo mismo puede saber un médico de política que un canorro….

    18 Enero 2008 | 08:55 PM

    Responder
  • 18/01/2008 a las 23:15
    Enlace permanente

    pues eso digo. Que gobiernes los q saben. Yo que sé.
    No no voto pq no me considero digna de ello al carecer de cualquier tipo de información política por mi(s) partes. Ay yo qué se. Call me nazi, whatever.

    Viva el vino!

    18 Enero 2008 | 11:15 PM

    Responder
  • 19/01/2008 a las 02:06
    Enlace permanente

    La idea de que sólo los preparados pueden gobernar tiene un problema…¿quien está preparado para decidir quienes estan preparados?. Bajj apunta una cosa interesante: gobernar es repartir u ordenar intereses. El gobierno no es más que la organización de la cesión del poder …de una comunidad de personas. Suponer que es posible un gobierno de hombres sabios no contaminables por sus propios intereses es una ingenuidad allieva (pero no te preocupes…el mismo Skinner la cometió en Walden Dos….:)
    La democracia es un sistema mediocre, que genera gobernantes mediocres. Pero..¿quien dijo que los gobernantes brillantes son mejores gobernantes?. Desgraciadamente, la cultura, el conocimiento, la preparación intelectual de una sociedad no la hace inmune a los excesos del poder: la alemania nazi, ya que la nombras, tenía probablemente a la ciudadanía más preparada intelectualmente de toda europa, como la argentina de Videla de la america latina del momento….Por otra parte…¿quien dijo que hay que buscar al gobernante óptimo, o resultados óptimos?. La selección natural, la lucha por la supervivencia, no genera organismos óptimos, genera organismos posibles, es decir mediocres. Imagina, allieva, un predador perfecto: se carga a todas sus presas..y se extingue. Solo un predador imperfecto le da oportunidad a las especies que depreda para sobrevivir…y asi se asegura su propia alimentación y supervivencia (teoría del juego+ evolución, teoría de luego + conducta de elección).
    La democracia es mediocre..pero evita los excesos. El cani solo sirve (si va a votar) para controlar al sabio y viceversa…Dato curioso: jamás en la historia del mundo dos sociedades con sistemas democráticos han entrado en guerra entre si….

    19 Enero 2008 | 02:06 AM

    Responder
  • 22/01/2008 a las 10:29
    Enlace permanente

    Sabe usted lo que le digo?
    Viva Yelsin! (que en paz descanse)

    22 Enero 2008 | 10:29 AM

    Responder
  • 24/01/2008 a las 15:34
    Enlace permanente

    A ver, quiero preguntar algo q no viene a cuento de esta entrada: ¿qué opinas del Real Decreto y el Plan de Bolonia?

    24 Enero 2008 | 03:11 PM

    Responder
  • 02/02/2008 a las 14:14
    Enlace permanente

    Incluso voy a ir más allá…los que ni siquiera hemos cometido el error de casarnos por una vez, estamos de acuerdo con el divorcio, el aborto en unos plazos y que los gays tengan el derecho de cometer el error nombrado arriba…si es lo que quieren.
    Es decir, estoy a favor de la libertad de elección y los derechos humanos. Lo que no acabo de enteder son dos cosas: 1) por qué esta gente que no están a favor de los derechos de los demás, exigen el derecho a manifestarse como si lo hubieran adquirido ( o todos, o ninguno).
    Dos: ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI las religiones aún tengan ese poder de convocatoria con la de información que existe? Puedo entenderlo cuando el poder emanaba de ese supuesto dios, cuando la gente no sabía leer, cuando la vida era algo inexplicable científicamente…pero ¿ahora? por favor, el acceso libre la cultura debería servir para algo… para poner la neurona a currar por ejemplo.
    Me asustan las imágenes de la televisión de esas manifestaciones religiosas, sean en Madrid o en La Meca, sinceramente…

    Salud.

    2 Febrero 2008 | 02:14 PM

    Responder
  • 13/02/2008 a las 14:42
    Enlace permanente

    nés quizás deberías pararte a pensar, sólo por un momento, que, a pesar de tanto cambio aparente, vivimos en una sociedad cuyos cimientos aun se alejan del modernismo intelectual que comentas y que en general habeis comentado aquí. Por otra parte, no me parece en absoluto sorprendente que la gente siga creyendo en la iglesia y en el superjefe como dice picoypala, ¿no cree mucha gente en los supuestos «motivos» que da el actual partido gobernante para que la gente confie en ellos? Yo tampoco puedo comprender como están ahí. En fin, cuestión de opiniones ¿no?

    13 Febrero 2008 | 02:42 PM

    Responder
  • 30/04/2008 a las 00:19
    Enlace permanente

    ¿Le has mandado la carta al PP? ¿ O la Confederación de obispos? ¿Quieres que se la mande otro? ¿Te hacemos palmas? ¿quieres un pin ? ¿Escribes con mermelada? Te has quebrado la cabeza con esta vehemente denuncia que no va a ninguna parte… Mas que pol´ticamente icorrecto es de un cursi que echa para atras. Currátelo un poco más. Un visitante menos… por ser «políticamente incorrecto» como tu: eres un cursi de gónadas.

    Atentamente

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *