Aquí os presento un fragmento de una conferencia de Richard Dawkins en la Universidad de California, en donde deja muy claro que el origen de la intolerancia, la violencia irracional contra el que piensa o se comporta diferente (dos formas de comportarse, por lo demás) , la segregación y el exterminio, reside en las irracionales ideas procedentes de la religión. Religiones que, naturalmente, se sentirán muy ofendidas con este tipo de declaraciones y solicitarán a las autoridades pertinentes las sanciones oportunas. ¡Qué suerte vivir en países en los que nos desembarazamos del integrismo que hizo de la norma basada en la fe, regla de obligado cumplimiento para todos, creyentes o no!. Pero hay que estar vigilantes, los Rouco, imanes y demás compañía no descansan…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=b5K8sQg6w0E]

Los origenes de la intolerancia están en la irracionalidad
Etiquetado en:            

8 pensamientos en “Los origenes de la intolerancia están en la irracionalidad

  • 29/01/2010 a las 02:56
    Enlace permanente

    Diría que Dawkins tiene razón en la parte que se refiere a la religión como pseudopolítica de masas homogéneas, pero creo que no debería olvidar que la falta de una educación (o de un pensamiento crítico y objetivo) que pueda apaciguar la sociobiología de algunos animales influye, y bastante, en según qué conductas que, más que en el cerebro, se originan en otros órganos.

    Según mi punto de vista, aun en el caso de que no hubiera religiones seguirían existiendo conductas primitivas de ese tipo, aunque un gran porcentaje tenga que ver con lo establecido milenariamente por las diversas religiones, sobre todo por según cuales. Hay muchas otras cosas por las que los humanos se clasificarían o categorizarían.

    También diría que la religión no es más que un proceso «lógico» y absolutamente consecuente al hecho de la aparición de las primeras etapas del desarrollo de la inteligencia -aquella humana-. Aquí y en la otra punta del Universo. Si es que esa punta existe.

    Saludos Benjamín.

    Responder
    • 29/01/2010 a las 12:09
      Enlace permanente

      Desde luego estoy contigo en que la religión NO ES EL ORIGEN de los comportamientos sectarios, extremistas, y violentos de la humanidad. Como tú, pienso que de entrada el organismo humano es xenófobo (es interesante ver las reacciones de los niños al respecto), sectario, violento y tribal. Soy más volteriano que rousseniano: no creo en el mito del buen salvaje. Pero a diferencia de Voltaire , soy optimista y pienso que a través del conocimiento y la razón el hombre puede acabar resultando un animal aceptable. Por el contrario, las ideas religiosas, junto con las ideas políticas simples como el nacionalismo, tienden a producir el efecto contrario, tribalizándonos y convirtiéndonos en miembros de una manada impresentable.

      Responder
  • 29/01/2010 a las 03:00
    Enlace permanente

    Bueno, lo de masas homogéneas sería discutible, ya que hemos visto muchas religiones que, por x ó y, se han heterogeneizado, aunque me refería a masas que se identifican con los mismos símbolos primarios.

    La religión es la política disfrazada de monja…

    Saludos.

    Responder
  • 29/01/2010 a las 07:54
    Enlace permanente

    Gracias Santiago por el vídeo. Muy iluminador. Sólo discrepo de tí, en relación a tu comentario, en lo de «… países en los que nos desembarazamos del integrismo …». Creo que te pasas un poco con el grado de optimismo. Especialmente los Roucos, como tú dices, pintan ya menos de lo que quisieran, pero siguen muy «vivitos y coleando» intentando que sigamos metidos en el redil de su intolerancia. Saludos.

    Responder
    • 29/01/2010 a las 11:48
      Enlace permanente

      Gracias Luis. Desde luego estoy contigo en que de poder, estos sujetos nos devolverían a la época de la inquisición. De hecho, la Iglesia Católica nunca digirió muy bien el nacimiento de la época moderna. Así se explica que sólo dos siglos después admitieran, aunque a regañadientes, que la revolución francesa y la ilustración trajeron mejoras para la humanidad. Desde luego ellos no conseguirán sus irracionales propósitos si no nos dejamos. Fortalecer a la sociedad laica, a las formas de pensamiento racional y al pensamiento libre es una de nuestras obligaciones ciudadanas. Y, desde luego, este tipo de ideologías florecen en la ignorancia y el analfabetismo, por lo que crear un ambiente de racionalidad crítica debería ser uno de nuestros primeros objetivos.

      Responder
  • 29/01/2010 a las 16:57
    Enlace permanente

    Muy de acuerdo con Santiago Benjumea. La ciencia, en efecto, ha dado más la razón a la visión volteriana que a la visión roussoniana del ser humano, o, si se quiere, a la visión naturalista y materialista del ser humano frente a la visión idealista y humanista (en el peor sentido del término «humanismo», como narcisismo de la especie humana). Una de las razones de la conducta irracional del ser humano se encuentra en su tendencia genética a seguir y obedecer a ciegas a las figuras de autoridad. El ser humano es un simio jerárquico y gregario, y eso se paga con una abundante dosis de irracionalismo, tribalismo, primiticismo, nacionalismo y otros «ismos» igualmente desastrosos.

    Saludos y enhorabuena por este blog dedicado a uno de los más grandes pensadores y científicos del siglo XX, el incomprendido B.F. Skinner, el Baruch Spinoza de nuestro tiempo, crucificado por los sectarismos del siglo XX, pero a quien el siglo XXI colocará en un pedestal.

    Saludos conductistas.

    Responder
  • 22/03/2010 a las 14:57
    Enlace permanente

    Saludos a todos, en especial al creador del blog.

    Visito el blog por primera vez, y tras unos minutos ojeando el contenido, no puedo resistirme a dejar un comentario en esta sección; se trata sin duda de un tema caliente. Soy ateo (incapaz de concebir ningún tipo de deidad creadora) y un ferviente lector de Dawkins, con quien “comulgo” en cuestiones biológicas. Sin embargo…

    Creo que no es una cuestión de pensamiento religioso Vs laico, sino como ha indicado Juan Carlos, del gregarismo jerárquico de nuestra especie. Seguimos a nuestros líderes, sea cual sea su atuendo y su discurso, y lo hacemos de un modo irracional: Sí, está en los genes. Es el tipo de líder que seguimos, Rouco, Imán o Dawkins, lo que depende de nuestra historia de reforzamiento (cultura –cómo seguir los postulados del racionalismo occidental habiendo sido criado en una aldea afgana–).

    Nuestra ancestral conducta cristiana ha sido extinguida a la vez que se ha reforzado nuestra nueva conducta consumista. Hemos sustituido un liderazgo por otro, al que seguimos de un modo igualmente irracional. Ya no adoctrinamos a nuestros hijos en una fe espiritual, sino materialista. Nos ofende (con razón, ya que es totalmente ofensivo) que no se imparta una educación libre a los hijos de otras culturas, que se obligue a las mujeres a vestir de cierta forma y el salvajismo de la castración femenina, pero vamos al trabajo en un reluciente todoterreno, tenemos una segunda residencia en un maltrecho litoral donde sólo vivimos un par de quincenas al año, y si nos falta la más superflua comodidad, nos sentimos “desangelados”. Nada de eso nos ofende, ¿y no es igualmente ofensivo, en un planeta donde los recursos no son ilimitados?

    Desde luego, la religión es un arma muy poderosa para aquellos cuya naturaleza es imponerse en la jerarquía de su grupo, pero no la única.

    Hace tiempo que abandoné cualquier fantasía de cambiar el mundo, pero cuando se trata de compartir opiniones, esta es la mía.

    Un cordial saludo.

    Responder
  • 26/03/2010 a las 03:19
    Enlace permanente

    Hacía tiempo que no entraba por aquí Santiago. Respecto a las ideas que surgen del vídeo, creo que la que se saca en claro es que si por algún gen de los webs estamos predispuestos para tener un líder, mejor que sea uno que nos diga que nos depilemos y llenemos el armario de ropa, a uno que nos diga que pongamos bombas en estaciones de metro (a lo que creo que llega Dawkins al final del vídeo: la religión no es el único camino de la destrucción, pero es un camino, y si se destruye, pues eso… un camino menos que lleva al racismo, violencia de género, etc.).

    Y, por supuesto, mejor uno que, por ejemplo, nos enseñe a valorar otras cosas en las personas a parte de la ropa que lleven y si tienen un iphone, que el «líder actual», que, al igual que vosotros, critico, pero pienso que es un paso adelante (el menor de dos males, puestos a comparar).

    Saludos!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *